En nuestra Parroquia tenemos la bendición de contar con el trabajo callado y sacrificado de un nutrido grupo de voluntarias que dedican parte de su tiempo a cuidar y limpiar el templo y sus dependencias.

Constituyen un grupo responsable y animoso que sabe lo que es formar parte de la Iglesia y que la parroquia es su casa, una casa limpia que acoge con los brazos abiertos a todos.

Aunque su trabajo pasa habitualmente desapercibido, su labor es de las más importantes puesto que consiguen que en el templo pueda vivirse la liturgia como celebración del amor de Dios.

Vista Aerea Parroquia San Esteban Protomartir